Hasta donde llega tu nivel de estrategia

Cuando hablamos de estrategia, nos referimos a los pasos que se plantean para lograr los objetivos comerciales de la empresa o emprendimiento.

Todos los que trabajamos con marcas estamos atentos a lo que pasa y lo que podría pasar en un futuro próximo. Así es como conseguimos seguir siendo relevantes.

Muchos analistas habían anticipado un posible futuro que no será.

Con la pandemia, todas las previsiones y «forecasts» se han ido al traste. Ahora toca intentar reformular las hipótesis a todos los niveles: humano, cultural, económico, de negocio…

Politico Magazine, se atreve a pronosticar algunos cambios. Algunos de ellos son realmente sugerentes. Como «el regreso de la fe en los verdaderos expertos». O el fin de los hábitos con los que hemos estado intentando optimizar nuestra vida.

El MIT Technology Review, nos pinta un panorama bastante sombrío. Plantea la posibilidad de que los confinamientos se conviertan en algo recurrente y no recuperemos nunca nuestro estilo de vida.

En cuanto a marcas y consumo, CB Insights apunta 3 grandes cambios:

E-commerce over stores

Products over IRL experiences

Digital connection over in-person

Muchas cosas cambiarán y otras seguirán siendo igual. ¿Cuáles? No lo sabemos, porque hay demasiadas incógnitas. ¿Cuánto durarán las restricciones? ¿Cómo saldrá de esta crisis cada país? ¿Cuál será el coste social? ¿Cuánto tardará en llegar la vacuna?

Lo que decíamos: demasiadas preguntas.

Estos días cuesta juntar más de cuatro palabras con un mínimo de sentido. Parece que nuestro cerebro está por otras cosas.

También es difícil encontrar contenidos que no estén infectados por el coronavirus. Es como si todas las marcas tuviesen algo que decir y algo que aportar sobre el tema.

A veces resulta imposible diferenciar el oportunismo de la intención genuina, ¿verdad?

•    Ecommerce – Actualmente es solo un 15% de lo que podría llegar a ser si nos fijamos en el mercado potencial.

•    Televisión – Un tercio del contenido en EEUU ya es producido por compañías de streaming (Netflix, Amazon, etc.). Esto se está trasladando a Europa. Nuevos formatos como Twitch suben como la espuma.

•    Two-sided marketplaces – El modelo Airbnb, Booking o Upwork se está aplicando con éxito en cualquier sector (ej. Honor en el mercado del cuidado a domicilio).

•    Software para todos – Workflows, automatizaciones y herramientas que hasta ahora se usaban en el entorno del trabajo podrían pasar a usarse en la vida diaria.

•    Regulación – Con todas las cosas que están surgiendo (5G, machine learning, micro-satélites…), la regulación y las dificultades que conlleva regular un mercado global podrían convertirse en el factor que va a definir el futuro.